13 jun. 2017

Repaso por la música: ¿te pueden gustar más de dos o tres géneros musicales?

Una de las frases más graciosas que me han dicho al cabo de mi vida ha sido la siguiente: «Es imposible que te gusten prácticamente todos los géneros musicales, como mucho dos o tres». ¿A ti también te la han soltado alguna vez como quien no quiere la cosa? Si no es así, creo que debes seguir leyendo porque esto te interesa. En caso de serlo, también debes seguir leyendo porque disfrutarás de una buena selección y podrás compartir tus ideas sobre el tema.



Desde que era muy pequeña, la música ha sido parte de mi vida fuera donde fuese. Mi madre es considerada en mi familia una de las más grandes fanáticas de Elvis Presley, Frank Sinatra, Presuntos Implicados y un largo etcétera de artistas nacionales e internacionales. Como veis, la variedad en cuanto a géneros estaba a la orden del día. Viví durante años sobre el bar-cafetería que regenta uno de mis tíos, por lo que me he movido entre noches repletas de Mojinos Escozíos y fiestas patronales inundadas por el ritmo de Triana pura o Baby Lores con su mítico tema sobre la mujer del pelotero. 

Por otra parte, siempre me gustaron cantantes como Michael Jackson, su (según mi yo de seis años) primo, Michael Bublé, David Bisbal, su también primo, David Civera… Mi obsesión con Fran Perea y Alex Ubago llegó a límites insospechados cuando me ponía sus canciones en el discman hasta para dormir y los dos CDs terminaron tan rallados que daban saltos (para los que no sepáis lo que es eso porque seáis demasiado jóvenes, era como cuando el Movistar+ se queda pillado y se salta varios segundos de golpe [y que conste que con este comentario no me meto con nadie, simplemente es un apunte para el que no me haya entendido]).

Luego llegó la época de Estopa, el descubrimiento del gusto por las sevillanas durante las ferias del mediodía y su posterior odio: Linkin Park, Green Day y Evanescence raptaron tanto mi alma que mi temporada rebelde se adelantó más de lo que mis padres hubieran deseado. 

Recuerdo con cariño esas tardes de verano en las que nos metíamos siete primos dentro de un tres puertas con ventanillas manuales (con las peleas por los asientos que ello conllevaba y las quejas de los mayores por tener que llevar sobre los muslos a los pequeños porque, sino, la amenaza de parar en el arcén era bastante probable). Camela, Huecco y Los Chunguitos venían con nosotros hasta la linde de la playa, donde, si había suerte y alguien había recordado traerse ese nuevo y flamante altavoz para engancharlo (aún no sé cómo) a la radio del coche, continuaban Los Rodriguez con su Hace calor hasta ver el anochecer. 

Posteriormente, llegaron a mi vida Pavaroti, Eros Ramazotti y todo un enorme grupo de cantantes italianos que invadieron mi alma sin permiso. El antiguo gustillo por el soul, el blues y el jazz tocaba a la puerta, impaciente por saber si podían adentrarse de nuevo en mis canales auditivos para quedarse. Una potente Nina Simone acompañada por Etta James, tan sensual que pocos se resistían a su poder de persuasión. Bobby Hatfield me conquistó con el tema de la película Ghost y los musicales se abrieron paso (aunque, en realidad, nunca se fueron).

Ahora, esté donde esté, sigo disfrutando de todos y cada uno de los artistas que he mencionado y muchos más. Nuevos han aparecido en mi vida, pero no desbancan a los antiguos por mucho que se empeñen en ello. The Weeknd, Starset, Daft Punk, Alan Walker, Imagine Dragons… solo una pequeña muestra de lo que más me gustan del nuevo milenio. 



Si repasas en tu memoria, estoy segura de que tú también has disfrutado con más géneros de los que crees. Y para intentar demostrarlo, voy a colocaros por aquí una Playlist de YouTube para que me comentéis si las conocéis, si os traen recuerdos y si os habéis cansado de escucharlas o, como me pasa a mí, seguirán formando parte de vuestro camino, sea el que sea.


4 comentarios:

  1. ¡menudo repaso de cantantes! Desde luego todos hemos tenido épocas de escuchar una cosa u otra y cada momento del día apetece diferente. A mi me ha dado por el country desde hace un tiempo o al menos eso es lo que me dice spotify jajaj

    Un saludo!

    PD: magnífico tema de Etta!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Ay! Leches, me he olvidado del country. Menos mal que se entiende el concepto jajajajaja
      En la variedad está el gusto y es lo bueno que tiene que el mundo sea tan distinto.

      ¡Muchas gracias por comentar!

      Eliminar
  2. Holaaa
    a mi me encantan TODOS los géneros musicales menos el flamenco y el reaggeton, y puedo igual pasar de escuchar una balada de pop a una canción muy rockera o a una rimas de rap jajaja
    un besito y bonita reflexión

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Ay! Pues qué pena, porque el flamenco tiene canciones preciosas y muy sentidas, pero entiendo que no sea del agrado de todo el mundo. Como dije en la entrada: en la variedad está el gusto :D
      Un placer tenerte por aquí, como siempre <3

      Eliminar

Sé libre de comentar lo que te apetezca. Solo hay una regla: respeto mutuo ;)