27 feb. 2017

Medea

DATOS DEL LIBRO

Título: Medea

Título original: Medea

Autor: Lucio Anneo Seneca

Editorial: Alianza / Cátedra / Gredos / Akal (son las que tienen mejores traducciones)

Año de composición: Alrededor del siglo I d. C.

Género: Teatro - Tragedia

Número de páginas: Depende de la traducción. En mi caso, 43.

Sinopsis: Medea, desquiciada por la traición de Jasón por casarse con otra, decide planear su venganza. Entre tanto, Creonte, el nuevo suegro de su marido, decide que debe abandonar el palacio y dejar allí a sus hijos.

Imagen de la portada:




PUNTUACIÓN







RESEÑA 
Esta obra trata una de las leyendas más antiguas de la época antigua, cuando la gran Grecia se alzaba victoriosa sobre unos romanos que pronto verían alzarse el imperio que tanto ansiaban. En este caso, Séneca utiliza una de las aclamadas tragedias de Eurípides, un poeta griego, casi quinientos años después de su primera representación en la Hélade. Siendo este el primer autor que decide incorporar en la, hasta el momento, piadosa Medea un crimen pasional (que no hacia su cónyuge), Lucio no vio mejor fuente que esta para realizar su versión de la trágica historia de la tantas veces magnificada Medea, hija de Eetes.

Según cuenta la leyenda, Jasón llegó a tierras del rey de la Cólquida con intención de hacerse con el vellocino de oro, una piel de res completamente dorada que otro rey lejano le había solicitado. Ante tal agravio, Eetes no cedió a regalar su tesoro más preciado, al que se le atribuían todo tipo de poderes mágicos y, por ende, divinos. Medea, enamorada a primera vista del héroe, decide ayudar a su amante descuartizando a su propio hermano para que su padre se entretuviese en esos ritos fúnebres en lugar de cuidar la dorada pieza. Una vez realizada la "travesura", Medea huye de allí con Jasón, contraen nupcias y tienen dos preciosos vástagos. 

MEDEA: [...] ¿Adónde me envías de vuelta? Ordenas el destierra a una desterrada, pero no se lo das. 

Séneca decide centrarse unos años después, cuando Jasón es amenazado por Creonte, rey de Tebas, a casarse con su hija, Creúsa, o entrará en guerra con él. Medea, viéndose rechazada por su propio marido, por el amor de su vida, trama su venganza de forma meticulosa. Creonte, harto de la osadía de la mujer, decide echarla del palacio donde reside. Jasón intenta persuadir su hastiado corazón incitándola a dejar el lugar sin mayor agravio, por lo que le concede cualquier cosa que haya en esa morada con tal de que se marche. Medea, con el corazón roto, pide poder tener a sus hijos con ella, pero Jasón no se lo permite ya que su amor de padre lo impide.

MEDEA: Enemigo más cercano es Creonte: huye de los dos. Medea no te obliga a armar tus manos contra tu suegro ni a que te manches con la muerte de un pariente: huye conmigo manteniéndote inocente.

No voy a contaros más porque es una obra que debéis leer sí o sí. Séneca decide describir el desgarro de Medea, la ira contenida y plasmarlo en sus papiros de una forma magistral. La mujer parece tan real, tan viva, tan llena de poder y malicia que se me han puesto los pelos de punta a cada palabra que leía. En mi cabeza veía perfectamente los gestos de esta desdichada, su tono de voz e, incluso, los sarcasmos que soltaba ante un Jasón desesperado por intentar que ella entienda que no tuvo elección. 

Mi opinión personal ante la actitud de ambos es clara, al menos por ahora: Jasón no merece otra cosa que venganza por parte de Medea, aunque la táctica que tiene esta al finalizar la obra no me parece la más adecuada, desde luego. Aún así, no puedo negar que disfrutara cuando realizó su venganza contra Creúsa y su padre; no jugaron limpio. Medea intenta dar facilidades (dentro de lo que cabe) a Jasón para poder desaparecer de allí juntos, pero el honor de este lo impide, aunque con ello decaiga el honor contra su esposa: prefiere honor hacia muchos que hacia una sola mujer.

Hay que tener en cuenta que esta tragedia debe leerse en el contexto indicado. Siendo una obra del siglo primero después de Cristo debemos tener en cuenta el contexto histórico y cultural, además de sociológico, para poder entender por qué se dicen ciertas cosas. Además, es bueno un conocimiento básico sobre la mitología griega y romana (más griega dados los enormes matices presentes que el autor ha decidido escoger).

Sin lugar a dudas, es una lectura muy recomendable para pasar el rato si tienes poco tiempo de lectura. Y si decides que ha valido la pena, otras obras igual de livianas del autor, como Hércules loco, Fedra o Las troyanas te estarán esperando.

¡A disfrutar de los clásicos!


Lo mejor de la novela: La forma en la que el autor expresa los sentimientos de cada personaje y la fuerza que enfoca sobre el personaje principal. Sublime.

Lo peor de la novela: No tengo nada que decir, aunque sí es cierto que me habría encantado poder leer más, así que mi única pega es la longitud. De todas formas, poco se puede hacer teniendo en cuenta que Séneca no está en disposición de contentarme.

2 comentarios:

  1. Holi!
    Hace unos meses me uní a la iniciativa de seamos seguidores >.<
    Te sigo ^^
    Mi blog es: http://elrincon-perdido.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahora mismo te sigo, Mio, aunque ya hay una entrada para este tipo de comentarios.
      Gracias por tu apoyo :D
      ¡Nos leemos!

      Eliminar

Sé libre de comentar lo que te apetezca. Solo hay una regla: respeto mutuo ;)